Posteado por: meriloco | junio 19, 2008

Adolf Hitler (III)

Putsch de Múnich

Dibujo de Hitler, 1923.

Dibujo de Hitler, 1923.

Alentado por este primer apoyo, Hitler decide usar a Ludendorff como rostro visible de un intento de golpe de estado que sería posteriormente conocido como “El Golpe del Salón de Cerveza”. El partido nazi había tomado una imagen similar a la del fascismo italiano además de ciertos puntos de los programas políticos y en 1923, Hitler trató de emular la “Marcha sobre Roma” de Mussolini, realizando su “Campaña en Berlin”. Hitler y Ludendorff obtuvieron apoyo clandestino por parte de Gustav von Kahr, el regente de Bavaria (Regente de Facto), además de prominentes figuras del Reichswehr y la policía. Como lo demuestra la propaganda política, lo que buscaban era formar un nuevo gobierno.

El 8 de octubre de 1923, Hitler y la SA irrumpieron en una reunión pública liderada por Kahr en el Bürgerbräukeller, una cervecería a las afueras de München. Hitler anunció sus intenciones de formar un nuevo gobierno junto a Ludendorff, reclamando la ayuda de Kahr y de las fuerzas militares locales en la tarea de derrocar al gobierno regente en Berlín. Kahr negó la ayuda a Hitler y se unió a la oposición en cuanto pudo. Al día siguiente, cuando Hitler y sus seguidores marcharon desde la cervería hasta el Ministerio Militar Bávaro para derrocar al gobierno de ese estado como primer paso de su “Marcha sobre Berlín”, la policía disolvió la revuelta inmediatamente. Dieciseis miembros del NSDAP fueron muertos durante la refriega.

Hitler huyó hacia la casa de Ernst Hanfstaengl y pensó en el suicidio. Fue rápidamente arrestado por alta traición. Alfred Rosenberg se convirtió temporalmente en el líder del partido. Durante el Juicio, se le otorgó a Hitler casi tiempo ilimitado para hablar, lo que hizo que su popularidad creciera debido a su poderoso y convincente discurso nacionalista. El 1 de abril de 1924, Hitler fue sentenciado a 5 años de prisión en la Cárcel de Landsberg. Hitler recibió un trato privilegiado de los guardias y recibió muchas cartas de sus admiradores. Fue absuelto y liberado en diciembre de 1924 como parte de una amnistía masiva hacia prisioneros políticos. En total, solo cumplió 1 año de su condena.

 

Mein Kampf

Artículo principal: Mein Kampf

Si bien en Landsberg él dictada Mein Kampf (Mi Lucha, originalmente titulado “Cuatro años de lucha contra mentiras, estupidez y cobardía”), a su adjunto Rudolf Hess. [28] El libro, dedicado a la Sociedad de Thule miembro Dietrich Eckart, fue una autobiografía Y una exposición de su ideología. Se publicó en dos volúmenes en 1925 y 1926, la venta de alrededor de 240000 ejemplares entre 1925 y 1934. A finales de la guerra, alrededor de 10 millones de ejemplares han sido vendidos o distribuidos.

Hitler pasó años esquivando los impuestos sobre los derechos de autor de su libro y ha acumulado una deuda tributaria de cerca de 405500 Reichsmarks (€ 6 millones en dinero de hoy) por el tiempo que se convirtió en canciller (momento en el que su deuda se renunció). [29] [30 ]

Los derechos de autor de Mein Kampf en Europa es reclamada por el Estado Libre de Baviera y programado para finalizar el 31 de diciembre de 2015. Las reproducciones en Alemania están autorizados sólo para fines académicos y de forma muy comentado. La situación es, sin embargo, poco clara. El historiador Werner Maser, en una entrevista con Bild am Sonntag ha manifestado que Peter Raubal, hijo del sobrino de Hitler, Leo Raubal, tendría un caso legal fuerte para ganar el derecho de autor de Baviera si ejerciera. Raubal ha declarado que quiere ninguna parte de los derechos para el libro, que tendrá un valor de millones de euros. [31] La situación incierta ha dado lugar a los juicios contradictorios en Polonia y Suecia. Mein Kampf, sin embargo, se publica en los EE.UU., así como en otros países, como Turquía e Israel, por los editores con diversas posiciones políticas.

 

Reestructuramiento del partido

En el momento de la liberación de Hitler, la situación política en Alemania habían calmado y la economía ha mejorado, que obstaculiza las oportunidades de Hitler para la agitación. Aunque el Putsch de Hitler Hitler había dado algunos prominencia nacional, de su partido sigue siendo puntal de Munich.

Desde que Hitler estaba todavía prohibido discursos públicos, el orador designado Gregor Strasser, quien en 1924 había sido elegido para el Reichstag, como Reichsorganisationsleiter, que lo autorice a organizar el partido en el norte de Alemania. Strasser, junto con su hermano menor Otto y Joseph Goebbels, dirigió el incremento de la independencia por supuesto, haciendo hincapié en el elemento socialista en el programa del partido. La Arbeitsgemeinschaft der Gauleiter Nord-Oeste se convirtió en una oposición interna, que amenaza la autoridad de Hitler, pero esta facción fue derrotado en la Conferencia de Bamberg, en 1926, durante los cuales se sumaron a Hitler Goebbels.

Después de este encuentro, el partido de Hitler centralizado aún más y afirmó el Führerprinzip ( “Líder de principio”) como el principio básico de la organización partidaria. Los dirigentes no son elegidos por su grupo, pero eran más bien designados por sus superiores y son responsables ante ellos al tiempo que exige obediencia incondicional de sus inferiores. De acuerdo con Hitler desprecio a la democracia, todo el poder y la autoridad delegada de arriba hacia abajo.

Un elemento clave de la apelación de Hitler era su capacidad de evocar un sentido de orgullo nacional ofendido causados por el Tratado de Versalles impuesto a los vencidos por el Imperio alemán Aliados occidentales. Alemania ha perdido importancia económica en el territorio a lo largo de Europa con sus colonias y en la admisión de la responsabilidad exclusiva de la guerra había accedido a pagar una enorme factura de la reparación total de 132 millones de marcos. La mayoría de los alemanes amargamente resentidos estos términos, pero los primeros intentos nazis para ganar el apoyo de culpar a estas humillaciones sobre la “judería internacional” no son un éxito especial con el electorado. El partido aprendido rápidamente, y poco más sutiles de propaganda surgió, la combinación de antisemitismo con un ataque a los fracasos del “sistema de Weimar”, y las partes que lo apoyan.

Habiendo fracasado en derrocar a la República por un golpe, Hitler persigue la “estrategia de la legalidad”: esto significaba adherirse oficialmente a las normas de la República de Weimar, hasta que legalmente había adquirido el poder y luego transformar la democracia liberal en un régimen nazi. Algunos miembros del partido, sobre todo en los paramilitares SA, se opuso a esta estrategia; ridiculizó a Hitler como Röhm “Adolphe Legalité”.

 

Ascenso al poder

Hitler en un desfile de las tropas SA en Nuremberg, noviembre 1935.

Hitler en un desfile de las tropas SA en Nuremberg, noviembre 1935.

Tras su derrota en las elecciones de 1932, Hitler promovió una ola de revueltas y violencia callejera que forzó al débil e inestable gobierno al colapso. Paul von Hindenburg se vio forzado a pactar con Hitler, que fue nombrado canciller alemán el 30 de enero de 1933 con la colaboración de los católicos de Franz von Papen y sus socios. Disolvió el Parlamento y convocó elecciones, liderando el Partido Nacional-socialista. Una semana antes de las votaciones, se produjo un incendio en el edificio del Reichstag y Hitler, tras acusar a la oposición comunista y social-demócrata del incendio, promulgó leyes de excepción, eliminando y persiguiendo a muchos adversarios políticos.

Consiguió la mayoría en las elecciones de mayo (aunque muchos historiadores señalan que no logró un apoyo importante por parte del pueblo alemán inicialmente). En poco tiempo, logró afianzarse en el poder, detentando los cargos de canciller y presidente de la República a la muerte de Hindenburg (2 de agosto de 1934), nombrándose a sí mismo Reichsführer. Estableció el nacional-socialismo como único partido legal. Eliminó a los oponentes de su propio partido y a colaboradores de dudosa fidelidad durante la llamada «Noche de los cuchillos largos», iniciando el proceso de eliminación de diversos grupos raciales, políticos, sociales y religiosos que consideraba «enemigos de Alemania» y «razas impuras», lo que más tarde le llevó a crear los campos de concentración para la liquidación sistemática de comunistas, judíos, Testigos de Jehová (Bibelforscher), gitanos, enfermos mentales y homosexuales, principalmente, así como a un intenso rearme.

Fuente: Wikipedia

 


Responses

  1. Tiene tanto parecido con Chàvez y pensar que tanta gente lo creyó buen presidente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: